Lifting japonés (Kobido)

Masaje-Kobido.jpg

Kobido significa “antiguo camino de la belleza”. La leyenda dice que durante siglos fue una de las terapias favoritas de las emperatrices japonesas que lucían como porcelanas.

Hoy es una técnica renovada, ideal para quienes buscan quitarse unos años sin acercarse al bisturí.

Te sorprenderá aprender que esta técnica japonesa milenaria nació como un masaje terapéutico para los Samuráis en Japón. Se realizaba antes de las batallas para ayudarles a equilibrar el cuerpo y el alma y a enfocar la mente. Además, se rumorea que gracias al efecto lifting del masaje lograban un aspecto más duro en el rostro, marcando más los pómulos, para dar más miedo a sus adversarios.

También se les realizaba después de los combates para aliviar el posible dolor y para sanear las heridas. Una emperatriz notó que este tratamiento producía una apariencia luminosa y que, además, calmaba los dolores de cabeza. La soberana se llevó la idea a la casa imperial y a partir de entonces se puso de moda entre los miembros de la realeza.

 

EL PROTOCOLO PARA EL MASAJE KOBIDO

Combina tres grupos de técnicas

• Masaje de golpeteos, percusiones, fricciones, etc.…técnicas enérgicas que actúan en el tejido en profundidad otorgando tersura y “lisura” a la piel. LIFTING NATURAL.

• Shiatsu; tratamiento de puntos de acupuntura facial. Actúan energizando en profundidad el rostro.

• Drenaje linfático de “arrastre” para limpiar todas las toxinas movilizadas.

Los profesionales de la estética DermoZen siempre ofrecen la última tecnología con el mayor mimo.